El metaverso está llegando

                    El Foro Económico Mundial espera dominar nuestra nueva realidad.
PUBLICIDAD

El “metaverso”, un mundo virtual universal e inmersivo que se mejorará con el uso de cascos de realidad virtual y realidad aumentada, se acerca rápidamente. Promete revolucionar la forma en que socializamos y trabajamos. En otras palabras, promete revolucionarLa vida tal como la conocemos tan pronto como la próxima década. Contrariamente a la creencia popular, el metaverso no solo nos presentará una nueva forma de realidad virtual; nos presentaráuna nueva forma de realidadpunto, lleno de amenazas conocidas y desconocidas.

¿Quién gobernará este misterioso lugar? El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), el grupo de expertos globalista posterior a las fronteras, quisiera hacer una oferta por el honor. De acuerdo con laautor Didi Rankovic, el WEF quiere desesperadamente controlar el metaverso. El metaverso está en su infancia, de ahí el deseo del WEF de actuar ahora y controlar las reglas de enfrentamiento. Como señala Rankovic, a través de su “iniciativa de múltiples partes interesadas”, el WEF quiere “asumir un papel de liderazgo” tanto en la “definición como en la construcción del metaverso”.

Meta, la empresa antes conocida como Facebook, se ha convertido en la cara del metaverso. Solo el año pasado, pasó$ 10 mil millonesen el metaverso. Espera gastar muchos más miles de millones en el futuro. Meta es una empresa preocupante conuna historia preocupante; aún más preocupante,es un aliado cercanodel FEM. Meta, al parecer, construirá el metaverso; el WEF gobernará.

Enchufado… para siempre

Yuval Noah Harari, uno de los WEFmás prominente colaboradores de la agenda,Una vez dichoque la “pregunta más importante” involucraba a “todas estas personas inútiles”. Más específicamente, qué hacer con los miles de millones excedentes de parlantes que no codifican bien ni proporcionan nada de valor a quienes lo hacen. Estas personas inútiles, sugirió, deben estar ocupadas. “Mi mejor suposición”, reflexiona Harari, “es una combinación de drogas y juegos de computadora”.

El metaverso son drogas y juegos de computadora en uno. Una persona posiblemente podría pasar la mayor parte de su vida en lo desconocido virtual altamente adictivo. Este hecho, uno se imagina, no pasa desapercibido para Harari, quien tiene un profundo interés en las posibilidades e implicaciones filosóficas de lafusionando humanos con tecnologia.

En muchos sentidos, esto es exactamente lo que hará el metaverso; combinará la realidad física con la realidad virtual, borrando la línea entre nosotros y las simulaciones generadas por computadora. Internet de hoy es adictivo, pero el metaverso lo consumirá todo, repleto de auriculares virtuales y dispositivos hápticos que simulan el tacto y la presión. La necesidad de contacto humano será obviada por la replicación tecnológica. Una mayor inmersión significará necesariamente un mayor escrutinio. No se equivoque al respecto, el metaverso serála última vigilanciaherramienta. Todo, desde su frecuencia cardíaca hasta su frecuencia de parpadeo, será monitoreado.

Contrarioa la creencia popular, el metaverso no es una moda pasajera. Para 2030,5 mil millones de personasvivirá allí, dondequiera que “allí” pueda estar. Y por vivir realmente quiero decir vivir. En este momento, los inversionistas de bienes raíces del metaverso están teniendo un día de campo, vendiendo terrenos virtuales por millones de dólares. El año pasado, los precios inmobiliarios del metaversoaumentó en un 700 por ciento.

Es por eso que las élites en Davos están tan interesadas en regular y gobernar el metaverso.En una publicación recienteen el sitio web del WEF, los autores presentan una visión de “un metaverso ético, inclusivo y económicamente viable”. Como señaló el mencionado Rankovic, el WEF “parece querer involucrarse en la creación y, a través de la gobernanza y la regulación, en última instancia, el control del metaverso en las primeras etapas de su desarrollo”.

¿Por qué no? Después de todo, el metaverso fundamentalmentecambiar el comportamiento humano. La adicción a Internet ya es un gran problema ahora. En los Estados Unidos, por ejemplo,8.2 por ciento de la población del países adicto a la red. ¿Se convertirá la adicción en un problema mayor o menor cuando llegue el metaverso, un entorno completamente inmersivo? Este Brave New World ofrecerá miles de millones deciudadanos promediola oportunidad de escapar de la “mundanidad” del mundo real, un escape permanente, tal vez.

Sin embargo, aquellos que buscan escapar deben preguntarse si la supuesta cura es peor que la enfermedad. Si el WEF termina gobernando el metaverso, puede terminar convirtiéndose en un nuevo tipo de prisión, un panóptico digital donde todos los usuarios son monitoreados las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año. El autoritarismo digital esun verdadero problemay es un problema que solo se volverá más serio una vez que llegue el metaverso, solodentro de unos años.

Entonces, ¿qué puede hacerse? El conocimiento que tenemos ahora, la capacidad de ver el WEF actuar en tiempo real, nos da tiempo para prepararnos. Para algunos lectores, estoy seguro, todo esto suena un poco hiperbólico, mucho ruido y pocas nueces. Este es el metaverso del que estamos hablando, no la Tercera Guerra Mundial. Sin embargo, el metaverso revolucionará nuestras vidas; los mejor equipados para navegar por el terreno virtual del mañana son los que están dispuestos a investigar hoy. Para prepararse para las realidades del metaverso, no ponga los ojos en blanco y etiquételo como una moda pasajera. Familiarízate con las nuevas tecnologías que darán forma a nuestras vidas. Las estrategias de resistencia y acomodación deben prepararse con mucha antelación.


Apareció primero en Leer en American Mind

Acerca de Americanista 398 Articles
Publicamos noticias, crónicas y reportajes de actualidad cubana. Nos define la integridad periodística, la veracidad y la calidad de nuestra información.

Be the first to comment

Leave a Reply